Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Conservación y Restauración
  3. Restauración
  4. Escultura
  5. Retablos del Museo de La Rioja

Volver

Retablos del Museo de La Rioja

Retablos-Museo de La Rioja

El principal objetivo de la intervención del IPCE ha sido recuperar la unidad de cada uno de los retablos, frenar los daños y sus causas de deterioro, recuperar la integridad física material de las esculturas mediante la fijación y consolidación de los materiales que componen cada una de las obras y recuperar la unidad potencial y calidad estética sin ocultar las huellas del tiempo.

Los sistemas de tratamiento elegidos han aplicado el criterio del máximo respeto a los estratos originales, procurando la conservación del retablo como elemento funcional, artístico e histórico y dando prioridad a los tratamientos de conservación frente a los de restauración. El proceso ha estado fundamentado en todo momento en datos técnicos e históricos y en la información aportada por el estudio analítico. Las reintegraciones, discernibles y reversibles, se han realizado con el objetivo de facilitar la lectura de los espacios en su aspecto individual y de conjunto. Se ha puesto especial cuidado en el proceso de limpieza, por ser ésta una intervención irreversible.

Las patologías más significativas que se han podido detectar en el conjunto tienen su origen en el envejecimiento natural de los materiales, pero también los derivados de su exposición a los agentes medioambientales, abandono y ruina; el ataque de xilófagos, las grietas, el desencolado y separación de piezas y la oxidación de barnices, afectaban de modo notable los conjunto escultóricos del Proyecto.

La intervención del IPCE ha realizado tratamientos de limpieza, consolidación y reintegración de soportes, sellado de zonas carcomidas y grietas, fijación de estratos pictóricos, eliminación de repolicromados, reintegraciones cromáticas y de protección de las superficies, que garantizan su conservación en el Museo.

Subir