Ud está aquí:
  1. Presentación
  2. Proyectos de restauración
  3. Mezquita Catedral de Córdoba

Proyecto de restauración del presbiterio y de la cúpula, brazos del crucero y coro de la mezquita-catedral de Córdoba

La mezquita de Córdoba es uno de los hitos fundamentales de la arquitectura hispanomusulmana. A diferencia de lo ocurrido con otras tantas mezquitas andalusíes, en Córdoba el diálogo arquitectónico entre el espacio de la mezquita y la intervención posterior que afectó al crucero parece haber sido perfectamente planificado. La construcción del denominado crucero, una verdadera catedral situada en el centro de la mezquita, fue proyectada por el arquitecto Hernán Ruiz el Viejo y las obras, que se iniciaron en el primer cuarto del siglo XVI, no concluyeron hasta los primeros años del siglo XVII.

En el marco del Plan Nacional de Catedrales, el IPCE ejecutó, entre los años 2006 y 2009, el Proyecto de restauración del presbiterio y restauración de la cúpula, brazos del crucero y coro de la mezquita-catedral de Córdoba. El edificio presentaba un estado aceptable de conservación, sin problemas estructurales, con alteraciones ligadas al inevitable envejecimiento de los materiales. Por ello, se planteó una intervención basada en la limpieza y consolidación de las partes afectadas. El inmueble presentaba grietas y fisuras, que fueron selladas y cosidas, procediendo a un nuevo enjabelgado y a la reintegración cromática de las partes afectadas.

Mezquita-catedral de Córdoba Pulse para ampliar

También se hacían evidente la pérdida de pigmentos y los craquelados generalizados en las superficies doradas a causa de los cambios de humedad relativa, por lo que se procedió a su limpieza química y fijación, reponiendo en algunos casos las láminas de oro. La sillería de coro fue sometida a una limpieza superfical, así como a la reintegración de elementos perdidos cuando fue necesario, y en la cubierta exterior del coro se procedió a la susticución de la cubierta de teja y al tratamiento anti-xilófagos de las estructuras de madera.

Otro de los espacios fundamentales del edificio es la Capilla Real, sobre cuya fundación y filiación artística existe controversia entre los investigadores. Para la documentación gráfica de este espacio, el Gabinete de Fotogrametría del IPCE realizó un detallado estudio combinando diferentes técnicas. La cúpula se restituyó por fotogrametría estereoscópica, ya que esta técnica permite registrar a la perfección el relieve de la misma. Los paramentos, sin embargo, ofrecen una superficie prácticamente plana pero con una labor de yesería muy prolija, por lo que se documentaron mediante rectificación fotográfica provista de información cromática, lo que permitió llegar a definirlos con un alto nivel de detalle. La documentación se completó mediante una serie de secciones y plantas obtenidas combinando topografía y delineación. Esta combinación de técnicas ha permitido obtener una documentación precisa y detallada de la capilla que será de gran utilidad para definir con exactitud el mapa de daños previo a su restauración.

Subir