Ud está aquí:
  1. Presentación
  2. Proyectos de restauración
  3. Disco de Teodosio

Restauración del disco de Teodosio de la Real Academia de la Historia

Hallado en Almendralejo en 1847, el disco de Teodosio, realizado en plata de y con un diámetro de 74 centímetros, es una de las joyas romanas de mayor valor artístico, realizada para la conmemorar el decimoquinto aniversario del gobierno del emperador Teodosio el Grande, fechado en el año 393.

El Instituto del Patrimonio Cultural de España se encargó de la restauración de la en 1996. Entonces, presentaba numerosos depósitos de óxido de hierro que probaban que la pieza no había sido sometida a ningún tratamiento de restauración desde la intervención realizada por José Navarro en los años inmediatos a su hallazgo. Además, la superficie tenía restos puntuales de gotas de cera, goma-laca en huecos y grietas y depósitos de yeso, probablemente pertenecientes al molde de la pieza que se hizo en 1882. Pero la alteración más grave era la originada por la soldadura en la unión de los dos fragmentos; la elevación de la temperatura en un metal tan buen conductor térmico como es la plata provocó fusiones parciales en la superficie original, ya que una pieza debe estar limpia y preparada para que la soldadura se adhiera bien, algo que solo se consigue con la aplicación de ácidos y sales fundentes que resultan altamente corrosivas. Así, la reacción con el sustrato metálico de la plata fue la responsable de la gruesa capa de cloruro que presentaba la pieza.

Disco de Teodosio

De otro lado, las deformaciones mecánicas de la pieza se originaron sobre todo por el doblamiento y su posterior desdoblamiento. En la primera restauración se enderezó y se eliminaron las abolladuras por martilleado, existiendo la posibilidad de que se aplicase calor para hacer la lámina más dúctil y maleable.

El tratamiento aplicado consistió en la eliminación mecánica en seco de la película de alteración, con el fin de recuperar la decoración original. El secado, la inhibición y la protección de la superficie metálica son fases originadas por el tratamiento inicial de la limpieza. En ningún momento se planteó la posibilidad de unir de nuevo las dos partes, pues los restos de las soldaduras habían deformado los bordes y la eliminación de las pestañas y cordones de soldaduras para mejorar la unión podría haber ocasionado alteraciones en el original; además, la unión de las piezas tampoco habría sido perfecta. Teniendo en cuenta que se podía obtener una lectura clara del discurso sin necesidad de pegado físico, un montaje apropiado de la pieza sustituyó la unión física de los dos fragmentos, presentándose con una inclinación de 45 grados adecuada para la estabilidad y seguridad de la pieza.

Subir